viernes, 25 de octubre de 2013

VECINOS DE LA AVENIDA GRAU VIVEN ENTRE CAOS Y BASURA EN BARRANCA‏



En un breve recorrido por algunos sectores de la avenida Grau en Barranca se detectó innumerables cúmulos de desperdicios en medio de las calles.
Barranca atraviesa por varios problemas, pero entre todos ellos uno de los que más preocupa y molesta a sus habitantes es el caos originado por unas controvertidas obras de agua potable y alcantarillado.
A la falta de agua y ruidos molestos de las maquinarias pesadas se suma el polvo y montículos de tierra que invaden las pistas y casas por doquier.
José Romero Pinasco y otros vecinos en declaraciones para este medio señalaron que la municipalidad provincial y Semapa Barranca vienen realizando la ejecución de la obra de construcción del alcantarillado en la 1ra, 2da, 3ra y 4ra cuadra de la avenida Grau de esta localidad, sin el consentimiento de los vecinos del sector.
PROBLEMAS
Sin embargo, los verdaderos problemas para los moradores del lugar empezaron cuando los subcontratistas de la empresa paralizaron sus labores, según ellos, por una serie de irregularidades en la ejecución de la obra, lo que ocasionó que los trabajos se vieran detenidos por varios días, perjudicando el desplazamiento peatonal y el ornato de la ciudad.
Los vecinos de la avenida Grau han formando un comité de lucha para enviar memorial a la municipalidad provincial donde detallan la demora que están ocurriendo en la ejecución de las obras iniciadas por SEMAPA BARRANCA en convenio con la Municipalidad provincial; estas obras comprenden el cambio de redes de agua potable y alcantarillado en un plazo de 90 días calendarios. “Ya tienen más de dos meses trabajando y no se nota el avance será porque hay muy poco personal para trabajar las cuatro cuadras que comprenden esta obra, además desconocen lo que están haciendo porque rompen las veredas por todas partes lo cual es un peligro porque no se puede transitar, los ancianos, amas de casas y alumnos tienen que realizar malabares para que no se caigan en los hoyos”, señalaron
“Es una pena que sigamos viviendo en esta situación, rodeados de desmonte, de basurales y fétidos olores que llegan a nuestras viviendas. Ustedes vean cómo vivimos y en qué condiciones han dejado las calles y nadie dice nada”, exhortó molesto otro vecino.
“La calle apesta y no se puede ni caminar por los montículos de basura en la vereda. El carro no puede recoger los desperdicios porque las pistas están rotas. Además, la gente ha convertido la zona en un botadero informal, aprovechando la remodelación de la avenida”, manifiesta la indignada ama de casa.
Los vecinos piden que se planifiquen las obras a fin de evitar que sectores enteros de la ciudad queden bloqueados al tránsito, que se coordine y acuerden los plazos de ejecución de las obras con los moradores de las calles a ser intervenidas y que se proceda de inmediato al retiro del desmonte abandonado en las calles y a su limpieza total.
Finalmente piden que se revise la labor que está cumpliendo la empresa contratada para realizar la supervisión de las obras que se ejecutan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario