viernes, 8 de agosto de 2014

EN BARRANCA,COMERCIANTES DE ESPECIES MARINAS LABORAN EN PESIMAS CONDICIONES




El Mercadillo donde se expenden especies marinas de la prolongación Progreso en la localidad de Barranca, se encuentra en estado de abandono y no presenta el mejor de los aspectos. Los pocos vendedores que aún resisten con sus puestos abiertos al público están hartos de trabajar en un ambiente con mal olor y muy descuidado, además con unas dimensiones muy reducidas. Tampoco cuentan con los servicios básicos (agua potable y alcantarillado) y lavaderos.
Es el caso de Estanilado Romero Morales, dirigente pescador explica que el deterioro de este recinto está latente. «La autoridad edil de Barranca, se comprometió a construir un terminal pesquero, pero solamente fueron puras palabras son varios años que estamos sufriendo, padeciendo en este mercadillo que está en el frontis del mercado modelo de Barranca», dijo.
«No hay agua potable ni recipientes para lavar los pescados y otras especies marinas y la iluminación también», refiere.
CONSTRUCCION DE TERMINAL
Tanto Estanilado Romero como los demás comerciantes del recinto ven una única solución para el problema: la construcción de un terminal pesquero nuevo en otro emplazamiento. Esta medida daría más protagonismo al comercio de estos productos y con ello una mayor prosperidad al negocio.
Hugo Rea Carrión también se dedica a la venta de pescado en estas instalaciones y él plantea una solución al terminal pesquero en la misma línea; «Se debería de hacer un terminal pesquero nuevo cerca al mercado Nuevo Amanecer a escasos metros de la ciudad de Barranca, para que la gente tenga sitio para aparcar y lo tengan todo a mano», indica Hugo Rea, que lleva como vendedor en este recinto más de 30 años.
Según los comerciantes de especies marinas el aspecto que presenta hoy día este mercadillo daña seriamente sus ventas, ya que la gente busca nuevos emplazamientos que «te inviten a pasar y comprar algo» y no un sitio con tantas deficiencias, porque no hay donde lavar nuestras especies marinas, siempre lavamos en lavatorios o baldes, señalan molestos.
DESAGUES
Pero el mayor problema que presenta este recinto es el mal estado de los desagües, que se encuentran inservibles y con una capacidad de filtrado nula. Esto provoca un gran hedor con la consiguiente indignación por parte de los comerciantes, como Miguel Mercedes Santos que se queja de las canalizaciones del mercado. «A las tuberías hay que ponerles unos sifones porque así se acabaría con la peste».










No hay comentarios:

Publicar un comentario