jueves, 22 de julio de 2010

Detienen a presunto implicado en muerte de presidente regional encargado de Áncash, informa PNP


Lima, jul. 22 (ANDINA). El jefe de la III Dirección Territorial Policial (Dirtepol) en Trujillo, general Eduardo Arteta, informó que hay un detenido implicado en la muerte del presidente regional encargado de Áncash, José Luis Sánchez Milla, quien fue atacado por desconocidos en la carretera Panamericana Norte, en jurisdicción del departamento de La Libertad.
Durante su presentación ante la Comisión de Defensa Nacional del Congreso, el jefe policial señaló que se trata de Jonatan Víctor Celada Carmona, a quien se le encontró el chip del teléfono celular de la extinta autoridad ancashina.
Señaló que las investigaciones para esclarecer la muerte de Sánchez Milla continúan y no se trataría de un atentado.
Agregó que fue producto de dos delitos comunes: robo agravado y homicidio, y los autores emplearon la modalidad conocida como “aleta de tiburón”, la cual consiste en colocar púas en la pista para reventar los neumáticos y obligar a que los vehículos se detengan.
Explicó que el 12 de julio último, el presidente interino salió de Chimbote con dirección a la ciudad de Trujillo, en La Libertad, a bordo de una camioneta del gobierno regional, acompañado por su chofer, uno de sus primos y un hijo político.
En esa oportunidad Sánchez Milla decidió prescindir de los servicios de los dos efectivos policiales que lo resguardan, por lo que dispuso que estos se quedaran en Chimbote.
El oficial indicó que tras visitar las ciudades de Chiclayo y Chimbote la autoridad regional emprendió el retorno a Chimbote cerca de las 17:00 horas.
Según las pesquisas policiales, agregó, alrededor de las 20:00 horas y cuando se encontraba a la altura del distrito trujillano de Buenos Aires, las llantas del vehículo en el que se trasladaba se desinflaron, porque los delincuentes habían arrojado en la carretera varios objetos conocidos como “aletas de tiburón”.
Ello originó -dijo- que el vehículo se detenga en la carretera y de pronto apareció un grupo de delincuentes encapuchados y con armas de fuego que tras reducir a los pasajeros de la camioneta los despojaron de sus bienes.
Sánchez Milla portaba un arma de fuego, la cual le fue arrebatada. Posteriormente, uno de los delincuentes le disparó en el muslo derecho que le provocó una hemorragia.
Pese a que se estaba desangrando sus familiares no pudieron trasladarlo de inmediato a un nosocomio, debido a que los facinerosos habían arrojado las llaves del vehículo.
El traslado se concretó cuando un sereno de Trujillo que se trasladaba a bordo de un camión pasó por la zona y se percató del hecho, reportándolo a la comisaría de Buenos Aires.
Arteta indicó que finalmente Sánchez Milla fue conducido al Hospital de Belén de Trujillo, donde no pudo ser intervenido, porque no se contaba con los servicios de un cirujano cardiovascular.
Casi cinco horas después de producido el hecho y en circunstancias que se hacían coordinaciones para llevarlo al otro centro hospitalario, el herido convulsionó y falleció, detalló el jefe
policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario