miércoles, 5 de junio de 2013

Hallan esqueleto fósil del primate más antiguo



El primer esqueleto completo de un primate antiguo sugiere que era una criatura hiperactiva, de ojos saltones, tan pequeño que uno hubiera podido sostener dos de ellos en la palma de la mano, siempre que se hubieran quedado quietos un instante.
El fósil de 55 millones de años exhumado en el centro de China es uno de los primeros primates y da a los científicos una mejor idea sobre la evolución compleja que a la larga condujo al ser humano. La diminuta criatura simiesca pesaba unos 30 gramos (una onza). Como está tan distante en el árbol genealógico ofrece las mejores pistas sobre lo que los antepasados directos de los seres humanos debieron haber sido en ese entonces, según un estudio publicado el miércoles en la revista Nature.
"Por cierto es un primo cercano", dijo el autor del estudio Christopher Beard, curador en el Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh. Agregó que es "lo más cercano que tenemos a un antepasado de los humanos" a tal antigüedad.
El primate es el orden animal que incluye a los seres humanos junto con simios, monos y lémures. Los humanos se diferencian de otros mamíferos debido a sus cinco dedos prensiles en manos y pies, uñas y ojos orientados hacia adelante. Esta nueva especie, llamada Archicebus achilles, calza en ese orden, dijo Beard.
Entre los primates hay tres subórdenes: los antropoides que incluyen simios, monos y seres humanos y otras dos para lémures y los menos conocidos tarseros. Esta nueva especie está en el mismo grupo que los tarseros, pero cerca de donde se desprende la rama de la que salen los seres humanos. El fósil presenta características de tipo antropoide.
"Es notablemente pequeño", observó Beard. "Ese es uno de los aspectos científicos más importantes del descubrimiento".
Con un tronco de apenas 7 centímetros (casi 3 pulgadas), la criatura velluda era lo más pequeño que se podía ser para un mamífero, precisó Beard. Al igual que los elefantes y los caballos, mientras más lejos se va en el tiempo para algunos de los mamíferos grandes de hoy, más pequeños eran.
Como era tan pequeño y de sangre caliente tenía que comer insectos y moverse constantemente para no perder calor interno, explicó el experto.
Agregó que nuestros lejanísimos parientes primates eran "criaturas muy frenéticas, ansiosas, que corrían por todos lados buscando su comida". Vivían en una zona arbolada cerca de un lago, dijo Beard.
El estudio también dio impulso a una teoría de que los primeros primates se desarrollaron inicialmente en Asia, aunque los seres humanos evolucionaron casi 50 millones de años después en África, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario