miércoles, 23 de junio de 2010

25 años para autora del atentado de Tarata


María del Carmen Ortega fue sentenciada ayer.Luego de casi un año de juicio oral María del Carmen Ortega Segundo (a) “Rosa” o “Mercedes”, mando político y miembro del Comité de Dirección e integrante del Destacamento Especial 15 de Sendero Luminoso, fue sentenciada a 25 años de prisión por la Sala Penal Nacional (antiterrorista) que la encontró culpable de activa participación en el atentado de la calle Tarata en Miraflores, en 1992. La sentencia emitida por el tribunal presidido por el vocal David Loli Bonilla e integrado por las vocales Rosa Amaya Saldarriaga y María Vidal La Rosa Sánchez, determinó que la acusada fue detenida el 18 de noviembre de 1992 en posesión de diverso material subversivo y explosivos, y fue procesada por el delito de traición a la patria y sentenciada por el fuero militar, en noviembre de 1993, a 25 años de prisión.Probada participaciónEl fallo también determinó que María del Carmen Ortega Segundo participó en la colocación de dos vehículos, cada uno equipado con una tonelada de explosivos, en la calle Tarata de Miraflores. El aparato explosivo fue detonado en la mencionada calle a las 9:15 pm, matando a 25 e hiriendo a unas 200 personas. Pena benignaEn ese contexto el tribunal recordó que apenas fue detenida María del Carmen Ortega Segundo el fuero castrense le aplicó una pena benigna, pese a que ésta aceptó la autoría de todos los atentados y se acogió a la Ley de Arrepentimiento. Tras declararse procedente un recurso extraordinario de revisión, su caso fue visto en 1995 por la Sala Plena del Consejo Supremo de Justicia Militar. No obstante, este fuero se inhibió de conocer el proceso y lo derivó al fuero común. La justicia civil la condenó a cadena perpetua por la entonces Sala Superior Corporativa Nacional para Casos de Terrorismo, el 10 de agosto de 1998. Dicho fallo fue confirmado por la Corte Suprema mediante resolución emitida el 10 de diciembre de 1999. Hábeas corpusSin embargo, valiéndose de la lentitud del Poder Judicial, su defensa interpuso un hábeas corpus para que se anulase su condena, por lo que el 26 de marzo de 2008 la Tercera Sala Penal Superior Para Reos en Cárcel de Lima declaró fundado en parte su recurso y anuló la sentencia. Luego de la anulación de la sentencia a cadena perpetua, se señaló un nuevo juicio que se inició el 1 de julio del año 2009. Con todo ello, los magistrados del Colegiado “B” de la Sala Penal Nacional la encontraron culpable y ordenaron su inmediata reclusión y el pago de 100 mil nuevos soles por concepto de reparación civil a favor del Estado peruano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario